O una sensación parecida pudimos experimentar cuando volvíamos, después de hacer una larga cola, de ver los fuegos artificiales. Nos diríamos a Iidabashi(飯田橋)para ver un pequeño festival que se celebraba, pero al final nos dio tiempo a verlo así que nos tomamos unos helados en chiringito a orillas del río que fluía cerca. Pero lo que más me gustó fue que dio la casualidad de que nos montamos en el primer vagón del.. Read More