Anuncios que odio

Cada vez que lo veo me pongo nervioso, se me ponen los pelos de punta, se me seca la boca… Supongo que será la combinación de ver a un perro empalado por una japonesa hippie en una furgoneta azul pastel rodeada de office ladys vestidas de rosa como si estuviesen escuchando un sermón del profeta del colágeno al son de “shes” (que se pronuncia シーズ, shiizu).  ← Leer sin tomar aire, ¡fuera comas!

Axe, ¡despiértame!

Después del estreno de la tabla hace unas tres semanas (con un temporal horrible) habia llegado el momento de marcarse un viajecillo de dos días para hacer snow (de dia y de noche), comer bien y abusar todo lo posible de los onsen. Aunque puede sonar muy caro, cualquiera que haya venido a este país (desde la zona Euro) sabrá que con solo buscar un poquiCo se puede viajar realmente Bueno, Bonito y Barato. Y además de recrearse con las chicas de AXE que justo esos días estaban de promoción.

Pues el tema de la promocion de AXE fue bastante divertido. Resulta que en Japón (y no se si en otros paises) estan haciendo una promoción en televisión y tal con un monton de tías buenorras puteando al personal masculino a la hora de despertarle. Lógicamente, despues de eso, el servicio incluye que dichos “angelitos” te rocien todo el cuerpo y tal. Vamos, nada sorprendente tratándose de la compañía que es, pero suficiente para que un monton de mujeres feministas griten al cielo hasta desgarrarse la garganta (no caerá esa breva).

Aquí un ejemplo del anuncio.

Pues la promoción en la estación de esquí consistía en un montón de japonesas buenorras (elegidas probablemente al azar) que se paseaban dentro del hotel con una ropa muy mona y muy rosa (todo hay que decirlo), que luego se seguian paseando de forma rosada sobre una tabla de snow en las pistas, y que al dia siguiente (previo registro) se pasaban por tu habitación para despertarte dulcemente (no como el anuncio), darte conversación, echarte desodorante (foto incluida) y regalarte un despertador que cuando suena dice “Baby, it’s time! 起きたらAxeしてね!”. Que traducido sería: “Cariño, es la hora! Ponte Axe cuando te despiertes”. Mola, ¿no?