Consejos para enviar mercancías electrónicas desde Japón

Siempre he recomendado visitar Japón a todo el mundo que me pregunta. Me parece un país genial para aprovechar unas vacaciones si tienes tiempo y el dinero suficiente para poder venir. Ya puestos, comprar souvernirs, recuerdos típicos y algo de tecnología, ¿por qué no? Aunque sólo por comprarlo en Japón no significa que merezca comprar los artículos de tecnología. Factores como la garantía, idioma del interfaz, voltaje necesario y la paridad Yen-Euro hay que tenerlos en cuenta también.

Me estoy yendo por las ramas…

Dado el caso que tu objeto de deseo sí que merezca la pena ser comprado aquí y aunque no puedes venir a por él sí tienes un familiar/amigo aquí… ¡Estoy de suerte!, o eso pensó mi hermano, jeje. Y aquí estaba yo en la tarea de buscar una SLR a un buen precio y tal. La búsqueda no fue demasiado complicada, pero me encontré con un problema con el que no contaba a la hora de enviar el paquete:

“No se pueden enviar por correo baterías al extranjero” (por avión)

Me dijo el empleado de la oficina de correos. Y mi cara tras empaquetar meticulosamente durante media hora mi mercancía debía de ser bastante graciosa.
Culpa mía no haber pensado que podían echarme para atrás de esa manera, conociendo los casos de baterías que explotan súbitamente, etc. Parece ser que por motivos de seguridad enviar por avión un paquete que contenga una batería (aun estando extraída) no es seguro y en el control de aduanas existe la posibilidad de que denieguen el envío aun siendo una batería pequeña como la de una cámara. El mismo empleado me dijo que una vez un cliente sí que se arriesgó enviado a Corea un portátil y que llegó sin problemas a su destino, pero que aun así no me lo recomendaba.

Solución: desempaquetar todo, extraer la batería, volver a empaquetar y enviar. Ya se preocuparía mi hermano de pillarse una batería desde allí.

Consejo: poner un “NO BATTERY” o “WITHOUT BATTERY” en el formulario de envío.

Enlaces de interés (al menos para mi hermano):

Memo: esto es para envíos particulares. Las empresas registradas sí que pueden enviar baterías sin problemas.