Menudas semanas que llevo de médicos. Menos mal que me lo tomo con filosofía, sino sería para quedarme en casa y no salir, cosa que tampoco serviría de nada. Y es que esta entrada la aprovecho para llorar en público. Sí, esa foto de ahí arriba es mi pie/pezuña. Y es el resultado de hacer el Uruk-Hai por la prefectura de Saitama. Alguien debió de poner esa piedra ahí con mala intención sabiendo.. Read More