Tiradme a la basura

Menudas semanas que llevo de médicos. Menos mal que me lo tomo con filosofía, sino sería para quedarme en casa y no salir, cosa que tampoco serviría de nada. Y es que esta entrada la aprovecho para llorar en público.

Bonito pie, lo sé, pero hay que mirar la parte morada solamente
Bonito pie, lo sé, pero hay que mirar la parte morada solamente

Sí, esa foto de ahí arriba es mi pie/pezuña. Y es el resultado de hacer el Uruk-Hai por la prefectura de Saitama. Alguien debió de poner esa piedra ahí con mala intención sabiendo que  iba a pasar por allí y que quedaban 6 km de ruta/dolor aún.

Senderismo-6

Hoy ya estoy felizmente vendado, esperando mi cita de mañana con mi dentista para que termine la endodoncia con la que tuve que ir de urgencias hace una semana. Dolor horrible donde los haya y que me traje a casa porque el dentista/matasanos que me vio ese día no supo ver que era la muela del jucio la causa, y una pequeña caries de la muela contigua. Aun así, nada que no se arreglase dos días después, un montón de analgésicos y una inyección de anestesia directa al nervio porque no había forma de continuar.

Volviendo al tema de subir montañas. A pesar de como he comenzado esta entrada, fue realmente divertido. Nos bajamos del tren antes de lo previsto persiguiendo a un grupo de abuelos excursionistas, nos tomamos un ramenazo y tras llenar también las mochilas comenzamos nuestra ruta desde la estación de Agano, en la línea de Seibu-Ikebukuro. 15 km con algunas subidas algo complicadas, templos por ahí perdidos y una vista que habría sido mucho mejor que buena sino hubiese estado nublado. Las fotos que hice al poco de empezar, no hacen mucha justicia, lástima.

Senderismo-2

Senderismo-7

Senderismo-4

Estas dos últimas son las que más me gustan. Otras más aquí.